Obra teatral propició el diálogo y la reflexión en jornadas anti bullying

“Si Te Daño Me Duele A Mi” se denomina la obra teatral de la compañía La Fábula, cuyo principal mensaje se orienta al contexto preventivo del bullying, la cual se presentó  la primera semana de agosto se en el Colegio Concepción San Pedro, Colegio Concepción Chiguayante y Colegio Fraternidad.  

La obra diseñada para tratar la problemática de abusos está destinada a estudiantes de enseñanza básica y media. El objetivo fue el crear consciencia entre los estudiantes de cómo afecta a sus compañeros las bromas y burlas, y cómo ello se constituye en prácticas que configuran el Acoso Escolar.

La Corporación Educacional Masónica de Concepción en su afán por el desarrollo integral de los alumnos, busca diferentes maneras de abordar problemáticas y reflexionar sobre el comportamiento individual y colectivo, es por ello que gestiona la presentación de obras como esta que permiten ver y experimentar lo que él otro siente.

Paula Dittus Benavente, Jefa del Departamento de Orientación y Psicóloga del Campus Villa del Colegio Concepción San Pedro aseguró “Nos enfocamos no sólo en intervenir, sino también en prevenir las situaciones de violencia escolar,  desarrollando diferentes acciones y talleres que permiten un trabajo cercano con los estudiantes en base a la sensibilización y socialización” y agregó, que el objetivo principal de estas intervenciones es lograr modificar el ambiente escolar mejorando las relaciones entre iguales y promoviendo comportamientos apropiados.

El Centro de Estudiantes del Colegio Concepción San Pedro, agradeció la presentación de la obra en el Colegio, pues entienden que la convivencia es primordial para un buen desarrollo de las capacidades, tanto académicas como sociales, además de ser un aporte al desarrollo valórico.

Sergio Gatica Saravia, Orientador del Colegio Concepción Chiguayante, manifestó que “Trabajamos con lineamientos preventivos, aplicando cuestionarios de convivencia escolar; nuestros profesores realizan un plan de jefatura de curso, en el cual retroalimentan al Departamento de Orientación y Psicología, sobre posibles conductas y/o temáticas aludidas a la convivencia del curso”.

El profesional destacó la formación de alumnos como monitores y mediadores que cooperan en la resolución de conflictos al interior de su curso, siendo validados por sus pares y comunidad educativa. Además, se realizan escuelas para padres, entregando información para detectar y prevenir conductas en niños agredidos y/o agresores.

Florencia Barriga, presidenta del  CEAL afirmó que “Obras de este tipo, siempre generan un gran impacto en los estudiantes, en especial en los más pequeños, puesto que un mensaje de esta índole es recibido de manera concreta y amigable, reflejando claramente los sentimientos del personaje afectado o agredido. Esta obra permite prevenir conductas de acoso escolar en los establecimientos educacionales, los que muchas veces son invisibles a los ojos de los pares”.

José Quezada, Orientador en el Colegio Fraternidad, aseguró que el monitoreo es permanente por parte de los profesores jefes, inspectoría y orientación, a través de entrevistas, estando atentos a las situaciones de quiebre de convivencia. Además, cuentan con un Comité de Convivencia Escolar, que colabora con la promoción de una buena Convivencia Escolar; analiza, recomienda y evalúa planes de mejora.

“Una de las acciones se da en alumnos de terceros medios quienes, a principio de semestre, realizan un muestreo de las relaciones que se dan al interior de cada curso y esa información se cruza con la aplicación de un cuestionario de percepción de la convivencia, permitiendo  establecer acciones acordes al rol de cada estudiante al interior del curso y su percepción de lo que sucede”, manifestó José Quezada.

Qué es el bullying

El bullying es el proceso de abuso e intimidación sistemática, permanente en el tiempo, por parte de un niño o niña hacia otro que no tiene posibilidad de defenderse. Es asimétrico (uno tiene el poder y el otro no logra defenderse) y tiende a ocurrir a espaldas de los adultos. 

El bullying puede ser verbal (insultos, humillaciones o amenazas), físico (golpes, zancadillas, pinchazos, patadas, o bien hurtos o estropeo de los objetos propiedad de la víctima), psicológico (acecho, gestos de asco, desprecio), o social (exclusión del grupo, difusión de rumores y calumnias contra la víctima). Fuente: www.educarchile.cl

{gallery}11-8-17-news{/gallery}