Delegación de estudiantes del Colegio Concepción San Pedro parte a Estados Unidos para practicar sus habilidades en el idioma inglés

Con alegría y emoción los apoderados del Colegio Concepción San Pedro se despidieron de sus hijos al ir a dejarlos al Aeropuerto Carriel Sur el 17 de enero en el marco de la sexta versión de los viajes de intercambio que el establecimiento realiza con centros educativos de Estados Unidos.

La delegación compuesta por 28 estudiantes y cinco profesores estará en el país norteamericano por dos semanas para retornar a Chile el 2 de febrero, periodo en el que tendrán clases completamente en inglés y serán recibidos por familias norteamericanas.

El objetivo del programa, según explica el rector Roberto Mora, “es el aprendizaje del idioma inglés como fuerte, ya que al estar viviendo en las casas de alumnos norteamericanos y yendo a clases con ellos, en un entorno de inmersión total, su capacidad de pronunciación y seguridad con el idioma mejora totalmente”.

Por su parte el profesor César Müller, integrante de la delegación, detalló el alcance del programa en esta sexta visita: “Vamos a estar en dos estados, un grupo se va al Episcopal Collegiate School de Little Rock en el estado de Arkansas y otro grupo se va al estado de Luisiana donde algunos alumnos irán al  Magnet High School y otros al Episcopal School, ambos en la ciudad de Baton Rouge”.

A esto agregó que, “la idea de este programa es que los chicos por inmersión se inserten en el sistema norteamericano, perfeccionen su conocimiento en el idioma inglés con hablantes nativos, conozcan el sistema de enseñanza norteamericano y que les sirva como una experiencia y una posibilidad de desarrollo a futuro”.

Fernanda Odgers, alumna de tercero medio que compone la delegación manifestó que “estoy feliz y nerviosa, es primera vez que viajo al extranjero, es maravilloso que se me haya dado la oportunidad. Quiero conocer el Estado de Luisiana donde está ambientada la película ‘La Princesa y el Sapo’ así que obvio que quiero ver lo más posible y practicar el idioma”.

Así también Lorena Peñaipil, madre de Fernanda expresó que “estoy más nerviosa que mi hija pero feliz. Creo que el hecho de que los colegios tengan programas de intercambio es una muy buena experiencia porque a ellos les abre el mundo y les pica el bichito de querer conocer más y de entusiasmarse con el tema y aprender el idioma que es muy importante para ellos”.